Alianza Samborondón
Los Juegos que Jugamos
junio 24, 2018

Los Juegos que Jugamos

¿Se ha dado cuenta de cuánto nos gusta manipular a Dios? ¿Cómo nos gusta negociar con Él?

Sin darnos cuenta, menospreciamos al Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente Dios y lo reducimos a una persona a la que podemos sobornar, o con la cual podemos llegar a arreglos para que nos ayude en algún problema inminente, aunque este sea provocado por malas decisiones que hayamos tomado.

Nos encanta ir a Él para que intervenga y evite las consecuencias de nuestros actos o nos haga felices, porque esa es, según nosotros, la obligación de Dios.En la continuación de nuestra serie Momentos Decisivos, vamos a mirar cómo personas trataron de tener ese acercamiento a Jesús y trataron de engañarlo y hacerle preguntas capciosas, no entendiendo que a Dios se lo sirve, no se juega con Él.

Download Files Notes

Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram