Alianza Samborondón
No Peques Más
marzo 24, 2019

No Peques Más

Asumimos que nuestros pecados enojan a Dios, y tratamos de evitarlo porque le tenemos miedo. Incluso usamos la frase bíblica del “temor a Dios” y caminamos con esa idea, esperando el castigo que pensamos que merecemos cuando fallamos.

Cuando esto pasa la otra cosa que sentimos es culpa, y debido a esto nos alejamos de Dios. Oímos una voz que nos dice: “esto ya no te lo va a perdonar porque sigues en lo mismo”, y llegamos a creer que su gracia cubre los pecados “menores” y no los “mayores”, que por cierto es una clasificación nuestra, no de Él.

Hoy veremos cómo Cristo nos dio una mejor razón para no hacerlo. Cómo nos dio el poder para no ser dominados por el pecado, y cómo nos dejó ver que el riesgo de declararnos perdonados con anterioridad valía la pena, porque solo cuando soy libre puedo decidir no hacer lo que no quiero hacer.

La resurrección nos dejó ver que sí es posible que una vez perdonado puedo no pecar más.

Download Files Notes Bulletin

Follow by Email
Facebook
Facebook
Instagram