Blog

¿Se encuentra la doctrina de la trinidad en el antiguo testamento?

Hola a todos,

Descansaremos una semana de la serie de artículos que estoy haciendo sobre las cosas que creemos que no son bíblicas y les presento éste sobre la Trinidad en el Antiguo Testamento que me pareció muy instructivo.

Don Stewart es un apologista y conferencista cristiano reconocido internacionalmente. Se graduó cum laude de Talbot Theological Seminary y del International Seminar in Theology and Law en Strasbourg, France, y también de Biola University.

Don también es autor o coautor de más de setenta libros que han sido éxitos de ventas y ganadores de premios (incluyendo varios de los primeros libros de Josh McDowell). Sus libros han sido traducidos a más de treinta idiomas y se han vendido más de un millón de copias. Don ha viajado alrededor del mundo proclamando y defendiendo firmemente la fe cristiana.

Dios los bendiga, Andrés

¿SE ENCUENTRA LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD EN EL ANTIGUO TESTAMENTO?

Por: Don Stewart

Artículo original: Is the Doctrine of the Trinity Found in the Old Testament?

La Doctrina de la Trinidad fue formulada claramente después de que el Nuevo Testamento fue escrito. Sin embargo, hay anticipaciones de la doctrina en el Antiguo Testamento.

La Doctrina No Está Claramente Revelada.-

La doctrina de la Trinidad no está claramente revelada en el Antiguo Testamento. Sin la enseñanza del Nuevo Testamento no estaríamos conscientes de esta verdad. Aunque no se menciona explícitamente, la base de la doctrina puede ser detectada al explorar el Antiguo Testamento.

Hay Un Sustantivo Plural Usado Con Un Verbo Singular.-

Un indicio de la doctrina de la Trinidad se puede encontrar en el primer versículo de la Biblia. En el principio creó Dios los cielos y la tierra. (Génesis 1:1)

La palabra hebrea para Dios es Elohim, un sustantivo plural, pero es usado en este versículo con un verbo singular: bara. En el resto del Antiguo Testamento, cuando Elohim se refiere al Dios verdadero, siempre es usado con un verbo singular. La conclusión a extraer es que en cierto sentido Dios es singular y plural.

La doctrina de la Trinidad lo declara: dentro de la naturaleza del Dios único hay tres personas eternas. Dios dice “Hagamos”

Encontramos otro indicio de la Trinidad en Génesis 1.

Entonces dijo Dios:

Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. (Génesis 1:26)

La palabra “hagamos” vuelve a dar la idea de pluralidad. No puede referirse a ángeles porque los ángeles no pueden crear.

Por lo tanto, en el primer capítulo de la Biblia tenemos un indicio de la Trinidad con el título plural Elohim usado con un verbo singular, y Dios diciendo: “Hagamos”.

Dios Se Refiere a Sí Mismo Como “Nosotros”.-

La palabra “nosotros” se usa en otras partes de Génesis cuando Dios se refiere a sí mismo.

Después de que Adán y Eva pecaron la Biblia registra:

Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. (Génesis 3:22)

En el incidente en la Torre de Babel leemos que Dios dijo:

Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero. (Génesis 11: 7)

Isaías el Profeta escribió que Dios dijo:

Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?

Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí. (Isaías 6: 8)

Otro Nombre Plural Para Dios, El Creador.-

Hay otro caso en Isaías donde hay un segundo nombre plural para Dios:

Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la tierra será llamado. (Isaías 54:5)

La palabra traducida, “Hacedor” es plural en hebreo. Por tanto tenemos una segunda palabra hebrea que es plural y que se usa para definir a Dios.

La Declaración Más Clara del Antiguo Testamento.-

Hay una afirmación en el Antiguo Testamento que da una indicación bastante clara de la Trinidad:

Acercaos a mí, oíd esto: “Desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo”. Y ahora me envió Jehová el Señor, y su Espíritu. Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: “Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir”. (Isaías 48:16, 17)

En el versículo dieciséis está hablando Dios el Hijo. Él identifica al Padre [Jehová, el Señor] y a su Espíritu como los que le enviaron. En el versículo siguiente, el Hijo es claramente mencionado como Jehová. En consecuencia, estos versículos identifican a tres Personas distintas que son Dios sin negar el hecho de que solo hay un Dios.

Cada Miembro de la Trinidad es Específicamente Mencionado en el Antiguo Testamento.-

a)Dios el Padre

Pero tú eres nuestro padre, si bien Abraham nos ignora, e Israel no nos conoce; tú, oh Jehová, eres nuestro padre; nuestro Redentor perpetuo es tu nombre. (Isaías 63:16)

Malaquías escribió: ¿No tenemos todos un mismo padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios? ¿Por qué, pues, nos portamos deslealmente el uno contra el otro, profanando el pacto de nuestros padres. (Malaquías 2:10)

b) 1.- Dios El Hijo Se Encuentra En El Antiguo Testamento.

El Salmista escribió: Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino. Has amado la justicia y aborrecido la maldad; Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros. (Salmo 45: 6, 7)

En el segundo salmo leemos: Pero yo he puesto mi rey Sobre Sion, mi santo monte. Yo publicaré el decreto; Jehová me ha dicho: Mi hijo eres tú; Yo te engendré hoy. (Salmo 2: 6, 7)

Después, en ese mismo Salmo, dice: Besa al Hijo, para que no se enoje, y perezcas en el camino, cuando su ira se enciende un poco. Bienaventurados todos los que en él confían. (Salmo 2: 12)

En el Libro de los Proverbios dice: ¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre de su hijo, si sabes? (Proverbios 30: 4).

b) 2.- El Hijo de Dios, El Mesías, es Descrito con Títulos Divinos.

“He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra”.  (Jeremías 23: 5, 6)

Isaías escribió: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”. (Isaías 9: 6)

b) 3.- El Ángel del Señor: tiene el poder de perdonar pecados.

“He aquí yo envío mi Ángel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él”. (Éxodo 23: 20, 21).

c) Dios El Espíritu Santo

El Espíritu Santo, o el “Espíritu del Señor”, también se menciona en el Antiguo Testamento. En el Libro del Génesis leemos:

Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.” (Génesis 1:2).

Isaías registró lo siguiente: Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos. (Isaías 11: 1- 3).

Isaías también escribió: El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; (Isaías 61:1 ).

(cf.: Lucas 4: 16-21: Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.)

Más tarde escribió Isaías: Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos. (Isaías 63:10)

El Espíritu de Dios se distingue del Señor en el relato que conduce al Diluvio: “Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años”. (Génesis 6:3)

La Trinidad Está Presagiada En Bendiciones.-

La Trinidad es presagiada en la triple bendición de Números 6:22-27: “Jehová habló a Moisés, diciendo: Habla a Aarón y a sus hijos y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles: Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”.

La doxología de Isaías 6:3 también da indicio de la Trinidad: “Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria”.

 Cuando Jacob (Israel) bendijo a su hijo José, usó el nombre de Dios tres veces. Cada vez el nombre de Dios fue identificado de manera diferente: “Y bendijo a José, diciendo: El Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham e Isaac, el Dios que me mantiene desde que yo soy hasta este día, el Ángel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra”. (Génesis 48:15, 16)

Aunque esto no es concluyente, las bendiciones triples son consistentes con la doctrina de la Trinidad.

¿Por qué no se dice más?

Si la doctrina de la Trinidad es verdadera, entonces, ¿por qué no encontramos referencias más explícitas en el Antiguo Testamento?

Parte de la respuesta pudiera estar en la cultura en la cual el Antiguo Testamento fue escrito. Israel estaba rodeado por naciones politeístas: creían en muchos dioses. Era importante para Israel el tomar consciencia de que el Dios de la Biblia es el único Dios que ha existido y existirá.

En consecuencia, se enfatizó la unidad de Dios. Después de que esta verdad fue firmemente entendida por el pueblo de Israel, entonces el Señor reveló más detalles acerca de Su naturaleza básica – que Él es una Trinidad.

Resumen.-

Aunque la doctrina de la Trinidad no se enseña explícitamente en el Antiguo Testamento, la base de esta doctrina ciertamente se encuentra allí. Primero hay el uso del sustantivo plural para Dios, Elohim, que se usa con un verbo singular. Esto da una pista de la Trinidad. La palabra hebrea para Hacedor, que describe a Dios, también está en plural.

También hay pasajes en los que Dios habla de sí mismo con las palabras “Hagamos”. Esta es otra posible referencia a la Trinidad.

También hay pasajes específicos donde el Padre, el Hijo y el Espíritu son mencionados. Añádase a estos pasajes que prefiguran la Trinidad la triple bendición. Estos pasajes, sin embargo, no revelan la doctrina de la Trinidad. Esto se dejó para que el Nuevo Testamento lo cumpliese. El Antiguo Testamento no tiene una doctrina desarrollada de la Trinidad. Sin embargo, verdades acerca de la Trinidad se presagian en el Antiguo Testamento.