Blog

¿Es el Cristianismo una Religión?

Por: Andrés Carrera del Río

Frecuentemente nos encontramos con personas que preguntan de qué religión eres, y yo constantemente respondo, cristiano, lo que genera la próxima interrogación ¿cristiano católico, evangélico o de algún otro?

Las personas quieren poder catalogar exactamente en qué sitio te encuentras, para simplemente decir ¡Ah ellos creen en esto, en lugar de esto otro!, pero hay un solo Dios y mi religión es tan buena como la suya. Detalle en el cual tendrían toda la razón si el cristianismo hubiese sido establecido como una religión y no como un movimiento transformador del yo interno.

¿Qué tal si definimos términos?

Según el diccionario religión es: Un conjunto de creencias religiosas, de normas de comportamiento y de ceremonias de oración o sacrificio que son propias de un determinado grupo humano y con las que el hombre reconoce una relación con la divinidad (un dios o varios dioses).

Analicemos cada parte de esta definición:

  1. Conjunto de creencias religiosas.- Que son los conceptos que un individuo lleva a la práctica. De hecho, cuando una persona le dice soy católico a mi manera, lo que le está manifestando es que tiene unas creencias religiosas particulares que difieren de las establecidas por la religión que profesa. Las creencias religiosas fueron dadas por el fundador de la religión por aquellos que lo siguieron en la dirección de una de ellas y son normalmente defendidas en su totalidad por el devoto de ese culto específico.
  2. Normas de comportamiento.- Cada una tiene diferentes normas, aunque en lo general son parecidas. Por ejemplo, tenemos las más de 300 leyes del judaísmo, sin el cumplimiento de las cuales uno no se podía considerar en paz con Dios. Cuando alguien está fuera de estas normas o está en pecado, puede incluso ser excluido de la religión que profesa.
  3. Ceremonias de oración o sacrificio.- Se tienen fechas especiales para ellas, o un ritual semanal que las incluye. Es la forma de pedir un favor de la divinidad a cambio de algo como una acción especial hecha por el feligrés o simplemente expresar la devoción.
  4. Con las que el hombre reconoce una relación con la divinidad.- Es a través de estas tres cosas que el hombre busca a Dios, con las que espera tener una relación con Él, y que la divinidad lo proteja y cuide de los acontecimientos que la vida trae.

Veamos si el movimiento fundado por Jesús encaja en esa definición:

  1. El conjunto de creencias religiosas que nos dio Jesús son realmente dos: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas, y la segunda que es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo o una variante de la misma que es: Amarás a tu prójimo como Yo te he amado. Todas las demás instrucciones, si se pueden llamar así, son aplicaciones de estas dos, y no una serie de doctrinas por medio de las cuales llegas a una relación con Dios. Así que, ¿tiene el movimiento de Jesús un conjunto de creencias religiosas? Si dos son un conjunto, entonces sí, pero Él dejó claro que eran imposibles de lograr sin la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas.
  2. Cuando analizamos normas de comportamiento, nos damos cuenta, que Él fue muy claro, en que ningún ser humano, puede cumplir ninguna norma de vida que Dios imponga. Que para lograr una relación con Dios necesitamos de un favor inmerecido dado por Él, y que de ahí en adelante nuestra obligación es ser un recipiente disponible para que el amor de Dios se derrame en nuestros corazones. Lo que importa no es cómo te comportas, sino por qué lo haces. Si tu motivación es ser aceptado por el Señor, no solo que fracasarás, sino que, aunque seas impoluto (cosa imposible) no conseguirás nada, porque no es eso lo que Dios busca de ti. Si lo que deseas es dejarte usar por Él para su gloria, Jesús te dará el querer como el hacer. Solo déjate usar.
  3. El movimiento fundado por Jesús tiene dos ceremonias si las podemos llamar así: Una dejada por el mismo, que es la cena del Señor, que es para recordar el sacrificio de Jesús, su muerte y resurrección, así como mantener la expectativa de la segunda venida, y una vez resucitado Jesús una reunión de la comunidad los domingos, en casas, para recordar ese hecho y ahí celebrar la antes nombrada cena. Las reuniones de oración o de la comunidad no están establecidas para un día en particular, se hacen cuando los creyentes desean y no deben ser ceremoniales sino de comunión entre hermanos que comparten una fe.
  4. Ninguna de las tres anteriores, ni juntas, ni separadas, nos lleva a una relación con la divinidad. El movimiento se funda en un hecho histórico, y debido a ese acontecimiento una relación con Dios fundada en la gracia, ese favor inmerecido, que nos permite acercarnos a Él y vivir para Él.

¿Somos entonces una religión?

Probablemente la versión del siglo XXI, del cristianismo lo sea, pero puedo asegurarles que el movimiento que Jesús fundó no tenía nada que se parezca a una.

La religión es el hombre en busca de Dios, el cristianismo es Dios buscando al hombre, y en este caso, el orden de los factores altera totalmente el producto. ¿No les parece?