Invitación

Preacher: Andres Carrera | Series: Punto de Partida | Jesús predijo que Él iniciaría un movimiento llamado Iglesia, y esa Iglesia  se extendería por toda la tierra, sobreviviendo aún al Imperio Romano. Dijo que cambiaría al mundo. Su predicción debe haber sonado extravagante aún a sus seguidores más cercanos. Pero aquí estamos, más de dos mil años después, y el Imperio Romano solo existe en los libros de historia, mientras el movimiento de Jesús continúa fuerte.

La Iglesia es la esperanza del mundo, ya que es el vehículo con el cual Dios está trayendo la solución a los más grandes problemas: el pecado, la tristeza y la muerte. Es además la institución que tiene a su cuidado el más grande favor que Dios nos ha dado: la gracia.

La gran tragedia es que este movimiento, que debe compartir las buenas nuevas entregadas por Jesús, ha retrocedido a la época de los templos, la ley y las buenas obras como medio para llegar a Dios.

¿Qué debemos hacer para cambiar esto y regresar el  movimiento a su rumbo original?
Analicemos la invitación que Jesús nos hizo.