Poniéndonos de acuerdo

Preacher: Andres Carrera | Series: Punto de Partida | Al ir creciendo encontramos que nuestro sistema de creencias de niño, no nos sirve más como adultos, y  notamos que uno de los problemas es que no llamamos a las cosas por su nombre, llenando de ambigüedades nuestra vida de fe. Esto es más claro cuando nos negamos a usar la palabra que deja ver con claridad que no soy un ser humano bueno: pecado.

Esta palabra solo la usamos a nivel teológico y no en cuanto a relaciones, pues la consideramos muy fuerte, la hemos reemplazado por error o equivocación, intentando rebajar la implicación de que hemos hecho algo malo o egoísta a propósito, que ha causado daño a otras personas.

Las cosas que hacemos con conocimiento de causa, sabiendo que están mal y entendiendo que van a causar dolor, no pueden ser minimizadas, porque, si vamos a tener una fe coherente debemos empezar por entender que hacer el bien y no dañar a otros no es algo que nos sale natural.