Uno de los principales enemigos de nuestra intimidad con Dios es nuestro activismo. Nos distraemos con tantas cosas que creemos importantes en el día a día, y que lo único que…